El niño fue agredido por el perro la tarde del pasado 15 de mayo en el lugar de Mosteiro, en la localidad pontevedresa de Pazos de Borbén

30/05/2010 | Actualizada a las 18:57h | Sucesos

Santiago de Compostela. (EFE).- La asociación defensora de animales Justicia Animal anunció hoy haber presentado una denuncia contra el hombre que hace dos semanas ahorcó a un perro de raza Pit Bull después de que éste atacara a su nieto, de 2 años, que murió posteriormente a causa de la agresión.

El niño fue agredido por el perro la tarde del pasado 15 de mayo en el lugar de Mosteiro, en la localidad pontevedresa de Pazos de Borbén, y fue trasladado de urgencia en helicóptero y ambulancia hasta el hospital Xeral de Vigo con heridas muy graves, pero los médicos no pudieron salvar su vida.

Tras el accidente, el abuelo del menor decidió sacrificar al perro propiedad de la familia. La asociación Justicia Animal expresó a la familia su “sincero dolor” por ese trágico suceso, pero indicó en un comunicado que su cometido es proteger los derechos de los animales.

En ese sentido subrayó que el propietario del perro lo “colgó tras producirse el ataque” y advirtió de que esto puede ser constitutivo de un delito de maltrato animal, tipificado en Código Penal, por lo que la presidenta de la Asociación, Matilde Cubillo, ha presentado ante la Jefatura Superior del SEPRONA de la Comandancia Madrid la correspondiente denuncia.

Subrayó que “el dolor del abuelo del niño no justifica” la decisión del abuelo de “la ejecución por ahorcamiento del animal”, ya que “el ataque se produjo como consecuencia de una imprudencia de su dueño, que no se aseguró de que estuviera correctamente cerrada la puerta del cercado en el que se encontraba el Pit Bull”.

Según la asociación, esa situación “no justifica el maltrato del perro”, pese a las “circunstancias extremadamente delicadas” para la familia. Justicia Animal justificó la presentación de la denuncia al subrayar que “no hacerlo sentaría un precedente que podría convertirse en referencia de impunidad de cara al futuro”.

La asociación de protección de animales reiteró en el comunicado un llamamiento a todos los propietarios de perros potencialmente peligrosos, como es el caso de los Pit Bull, para recordarles que deben disponer de una “licencia” específica y un seguro de responsabilidad civil. Sin embargo, subrayó que “lo más importante es la responsabilidad y buen juicio para tomar todas las medidas necesarias para evitar hechos tan lamentables como el de este pequeño”.

Informació:  La Vanguardia.

Anuncis