Se prohíbe la circulación o permanencia de perros, gatos y otros animales domésticos a las playas, fuera de las horas y puntos que la Autoridad municipal señale.

A la ciudad de Barcelona, el ordenanza general del Medio ambiente Urbano (artículo 220) determina que los animales de compañía no pueden disfrutar del Mediterráneo del 1 de junio al 16 de septiembre. Esta exclusión se extiende a los fines de semana entre el abril y el octubre, además de la Semana Santa. Las sanciones por violar el ordenanza oscillen entre los 60 y los 300 euros. El ejemplo de la capital catalana se aplica también en Mataró o Sant Pol.

Resumen:

Se prohíbe la circulación o permanencia de perros, gatos y otros animales de compañía a las playas durante la temporada alta, que comprende los días de Semana Santa, todos los fines de semana de abril a octubre y de el 1 de junio al 16 de septiembre.

Anuncis