Este peluche es Bono.
Apareció hace dos semanas en un parque. Desde entonces ha estado ahí tumbadito, tomando el sol, sin atreverse a acercarse a nadie ni apenas moverse. Quizá el pobre esperaría que sus “dueños” volvieran a por él…Ahí ha tenido que aguantar que los niños jugaran a pegarle, que lo echaran a patadas de las mesas de los bares, que todos dijeran al pasar, “pobre, está perdido” sin hacer nada por él más que reírse de lo sucio que estaba, después de sufrir las lluvias sin un techo donde cobijarse. Es un dulce de perrito, nada más llegar le he puesto la correa y se ha venido paseando tan tranquilo. Es súper cariñoso, no paraba de darme saltos de agradecimiento y mirarme fijamente moviendo el rabito. En el coche iba feliz, mirando por la ventanilla y asomándose por el lado de mi asiento para darme lametones. Está claro que Bono está acostumbrado a estar en familia. Esta noche se ha quedado en casa de un amigo pero sólo me han dado unos días para encontrarle un hogar.
Bono necesita una familia a quien darle todo ese cariño y enorme simpatía. Pesa 6,5kg y tiene unos dos añitos. Seguro que quien lo conozca se enamorará de esta bolita de pelo.

Contacto: mariadelmarop@gmail.com

Anuncis