Soy Blas, un perro muy especial. Desde que nací mi dueño, un cazador, me utilizó y me trató sin cariño y a palos…cuando me convertí en un estorbo para él intentó deshacerme de mí con su escopeta y me abandonó en un polígono. Un obrero me encontró y poco a poco me curó las heridas que tenía en todo el cuerpo, algunos dientes rotos por los golpes… Ésta persona me llevaba comida cuando iba a trabajar que no era cada día y se preocupaba por mí cuando podía .. en el polígono sobreviví durante más de dos años, pasaba frio y hambre, bajo la lluvia o la nieve y a vece mucho miedo.

En el Polígono no confiaba en nadie y no me dejaba coger por si podían hacerme daño. Unas personas de la Protectora de Tarragona me rescataron después de intentarlo muchos dias. En la protectora empecé a confiar en las personas que me daban de comer y voluntarios que se acercaban a saludarme a través de las rejas.

Hace unos días me han tenido que operar y ahora me estoy recuperando en una familia de acogida antes de volver de nuevo a la Protectora. Soy muy dócil, tranquilo y increiblemente educado. A pesar de tanto sufrimiento, quiero estar con la gente, necesito mucho su cariño y ahora sólo quiero que me acaricien. Quizás ésta es la última oportunidad para encontrar una familia que me acoja y por fin me trate con dignidad.

Contacto: CRISTINA–> 649 20 42 75





Anuncis